El Amor

El Amor

La Niñez

La Niñez

La Soledad

La Soledad

CORAZÓN ROTO.....

CORAZÓN ROTO.....

DESDE MI VENTANA.........

Desde mi ventana observo todo mi mundo alrededor: niños, adolescentes, adultos, personas mayores. Los niños corren, juegan, saltan, se divierten con sus amigos; los adolescentes caminan por la calle, algunos de los adultos y personas mayores están acompañados por sus respectivas parejas .
Desde aquí veo pájaros volando, pájaros cantando, los coches circulando, gatos, perros......
Veo el amanecer, ¡es precioso!, el atardecer el anochecer, veo la luna, el sol, las estrellas, el arco iris la lluvia. Yo observo coches circulando, el día, la noche, los pájaros ,las personas andando, mientras yo, sola en esta habitación, en estas cuatro paredes en esta triste silla de ruedas.
Las minutos, las horas, los días, los meses se me hacen eternos.
Las estaciones del año se evaporan, verano, primavera, otoño e invierno y yo sigo en mi habitación en estas cuatro paredes sin poder andar, ni correr ni disfrutar de esta maravillosa vida, si no fuera por mi ventana mi vida no tendría ni siquiera el poco sentido que lo tiene.


DESDE MI VENTANA....

DESDE MI VENTANA....

MIS DESEOS AL MAR....

Se sentía felíz, pero pensó que la botella nunca sería encontrada por la hada; sin embargo con el paso del tiempo descubrió que sus deseos podían hacerse realidad...

domingo, 22 de marzo de 2009

LAS PEQUEÑAS COSAS.

Las cosas pequeñas acompañan a las grandes,
vestidas de capricho, de casualidad.
No aportan seguridad, pero si compañía.
Pasan de mano en mano, se heredan
y se disuelven con el tiempo.
Muchas personas pierden las pequeñas alegrías,
esperando la gran felicidad.
Las pequeñas cosas
que llenan una vida
que nos hacen felices
si sabemos sentirlas.
Aquel pañuelo,
que llevamos con tanto cuidado
doblado en el bolsillo,
o un libro ya olvidado,
la canción que recordamos de pronto.
O ese café caliente
que adorna tu mañana
despertando tu mente.
El sol del mediodía
que toca tu ventana
teniendote presente
aunque tu no lo hagas.
Una hoja,
Una flor,
Una mirada del alma,
Un beso,
Una simple caricia,
Una estrella fugaz,
O nuestro reflejo en el agua,
La brisa de la tarde

que te llena de aromas
y en tu piel arremete
regalando palomas.
Una gota de lluvia,
cayendo bajo la penumbra.
Y cuando se atardece
y se acerca la noche
mil estrellas
te espían
junto a la luna sola.
Y la sonrisa de un niño,
son pequeñas cosas
que dan a la vida sentido.




Veras que te acompañan
aunque las creas tontas
aunque las veas sencillas,
y pienses que no importan.
Aprende a ser feliz
con las pequeñas cosas
aquellas que tenemos.

No hay comentarios: